CARTA DE DIRECTORA A LOS Y LAS ESTUDIANTES.

Información Noticias

Panguipulli, 22 de abril de 2020

Querido estudiante:

                                    Como Directora de la escuela María Alvarado Garay te escribo esta carta con mucho cariño para que sepas que el mayor deseo de todos quienes trabajamos en ella, es que estés bien tanto de salud, como emocionalmente.

            Quiero contarte que nuestra escuela se siente inmensamente vacía sin tu alegría, sin tu risa, sin tus juegos bulliciosos, sin tus travesuras y toda esa enorme energía que solo tú puedes dar. Pero este distanciamiento ha sido necesario, porque lo más importante es que estés protegido, estés bien. Algo parecido a lo que está sucediendo ocurrió también hace tiempo atrás y aunque parezca muy triste, la gente aprendió de ello, se hizo más consiente, más sensible al dolor de los demás, aprendió a apreciar las cosas sencillas de la vida, a ser tolerantes y sobre todo aprendió a valorar el tiempo en familia. Debes tener paciencia, todo esto ya pasará y podrás volver a hacer las cosas que tanto te gustan; jugar con tus compañeros, andar en bicicleta, practicar algún deporte o simplemente correr, caminar y charlar al aire libre.

            Queremos pedirte que no te preocupes si no puedes cumplir con tus tareas escolares, no estés inquieto o ansioso, aunque no asistas a la escuela, igual estás aprendiendo. Cada cosa que haces es un aprendizaje; cuando ayudas en tu casa y cumples con tus deberes, aprendes a ser responsable, cuando observas desde tu ventana la lluvia, los árboles, etc. aprendes a ser reflexivo, cuando ayudas a tus padres a cocinar a limpiar o a reparar algo, aprendes a ser colaborador, cuando pones atención  a la pena o alegría de los demás aprendes a escuchar y a ser empático, cuando ayudas a que tus abuelos, tus vecinos o alguien cercano no pase necesidades, aprendes a ser solidario. Entonces no te preocupes, en casa también estás aprendiendo cosas muy valiosas que te servirán para toda la vida.

            Seguramente cuando estemos juntos nuevamente en nuestra escuela, tendremos que aprender a demostrarnos cariño de otra forma, tal vez sin abrazos, besos o sin tomarnos las manos tan seguido, pero descubriremos que nuestra sonrisa, nuestros gestos y nuestra mirada también podrá ser parte de nuestras expresiones de afecto.

            Tus educadoras de párvulo, docentes, asistentes y esta directora nos prepararemos para cuando retornemos a clase, pero si tu familia decide que aún no es tiempo para que tu vuelvas a la escuela, no estés triste, nosotros seguiremos aquí, podemos continuar guiando tus tareas escolares, recuerda que lo más importante es que “tú estés bien”. Las decisiones de tus padres siempre serán por tu bienestar y por el infinito amor que tienen hacia ti.

            Finalmente quiero que sepas que te queremos mucho en esta escuela y que tu familia también sepa que, si necesitan de nosotros, estaremos dispuestos y haremos todo lo posible para ayudarlos, porque así actúan las familias y aunque sea muy numerosa nuestra escuela es una gran familia también.

            Espero nos veamos pronto y los tíos Guido, Ricardo, Yasna, Angélica, Makarena Rosita y esta Directora vuelvan a verte llegar por las mañanas, a veces con sueño, despeinado/a, alegre y a veces triste, volver a verte correr y jugar en los pasillos, llenando de mucha vida y alegría estas antiguas pero cálidas paredes de EMAG.        

Con mucho cariño.

                                                                                                                        La Directora

PD: No dejes de darle un gran abrazo a tus padres que están pensando siempre en lo mejor para ti.